Assassin's Creed: La película

Reportaje

Estás en: Watvi > Actualidad > Reportaje - Assassin's Creed: La película

La serie de videojuegos por fin da el salto a la gran pantalla de la mano de Michael Fassbender en el papel de Aguilar de Nerja

Mya Menieur
21/12/2016 14:00
La exitosa saga de los asesinos de Ubisoft da el salto al cine con su primer filme, en un momento de stand-by y de refundación para la licencia en los videojuegos. El escenario donde tiene lugar la trama, España, inédito en la saga hasta el momento. ¿Un producto enfocado a fans de la saga o digerible por todos los públicos? La cinta se estrena en las salas de cine esta misma semana y nosotros ya hemos podido verla; te contamos nuestras impresiones.
Fer

Como casi cinéfila, pero poco asidua a los videojuegos, puedo decir que la nueva película de Justin Kurzel ha superado todas mis expectativas. No sé qué esperaba tras conocer la temática de ‘Assassin’s Creed’, pero no era esto. No era estar dos horas en el cine con la tensión y la incertidumbre en el cuerpo, sin poder apartar la mirada de la pantalla.

El largometraje comienza con una hermandad secreta, la de los Assassin's, jurando fidelidad a su Credo. Es el primer momento en el que aparece Michael Fassbender, encarnando a Aguilar de Nerja, jurando fidelidad a esta sociedad. Acto seguido, con la vista de águila que proporciona un halcón, vemos a Calum Lynch, un niño que presencia el asesinato de su madre a manos de su padre. En el presente, Lynch (Fassbender) enfila el corredor de la muerte. Parece que todo termina para él, pero Abstergo Industries, la compañía del doctor Alan Rikki (Jeremy Irons) le da una segunda oportunidad.

Cuando despierta en sus instalaciones, Sophia Rikki (Marion Cotillard), hija del doctor, le explica que han salvado su vida, y que le necesitan para poder desentrañar un antiguo secreto: descubrir dónde se encuentra “El Fruto”. Para ello necesitan que Lynch entre en el Animus (que ha cambiado su estética respecto al juego), una máquina capaz de lograr que alguien regrese al pasado y reviva los acontecimientos experimentados por un antepasado. Así, Calum se adentrará en la vida de Aguilar durante los últimos días que buscó y protegió El Fruto. De esta forma comienza a adquirir una serie de conocimientos y habilidades en la lucha para enfrentarse a los Templarios, sociedad antagónica de los Assassin, que busca a acabar con la libertad y el libre albedrío de la humanidad, mientras estos últimos tienen el cometido de protegerla.

La película presenta un nuevo argumento, no visto antes en los videojuegos, que lleva a la España de la Inquisición de 1492, entre las ciudades de Sevilla y Granada. El gran acierto, en mi opinión, es haber contado con actores españoles como Javier Gutiérrez (Torquemada), Hovik Keuchkerian (segundo al mando del clérigo inquisidor) y Carlos Bardem (mentor de Aguilar). En una apuesta arriesgada del director de cara al público internacional y en especial al americano, Kurzel ha decidido dotar de coherencia cronológica e histórica al filme, todos los personajes que aparecen en el siglo XV de nuestro país hablan en español, incluidos Fassbender y Ariane Labed que han sabido resolver bien el reto que esto suponía.

‘Assassin’s Creed’ está llena de simbolismo, con significados fácilmente identificables para aquellos aficionados a la saga de videojuegos, sin embargo, el público generalista, aunque no sea capaz de descifrarlos plenamente, puede ver la importancia de estos, como puede ser en el caso de los “saltos de fe”. Si bien es cierto que ciertos matices de la trama se quedan sin explicación, tanto los entusiastas del juego como los espectadores casuales pueden entender la historia.

No falta, además, el arma más característica de los Assassin, la hoja oculta. Y es que el tremendo presupuesto con el que contaba el proyecto cinematográfico ha sido bien invertido; no faltan detalles, ni en los trajes, ni en las armas ni en la tecnología que pueden verse en el filme. Las luchas constantes entre Templarios y Assassins están espectacularmente coreografiadas, no faltan golpes ni movimientos limpios y contundentes. Es acción en estado puro. Incluso las persecuciones atrapan al espectador, de tal manera, que solo cabe soltar el aire y destensar la mandíbula cada vez que una escena termina.

Fer

Al contrario de lo que cabría esperar, los continuos saltos en el tiempo entre pasado y presente son fáciles de seguir. Cada vez que Calum Lynch se conecta al Animus y se adentra en Aguilar, no perdemos de vista quién es el protagonista y cuál es la situación. Sabemos que es Lynch y no Aguilar, algo difícil de lograr teniendo en cuenta la impresionante escenografía que se nos presenta cada vez que este realiza una regresión, con sets, decorados y espacios geográficos completamente realistas y creíbles.

La película, que deja entrever la posibilidad de una secuela, presenta a un personaje principal algo arquetípico, un héroe que se debate entre el bien moral que su propia conciencia le dicta y aquello que intentan hacerle ver como “el bien”. La película se sale de todo lo establecido previamente en lo que a adaptaciones cinematográficas de videojuegos se refiere. A pesar de su lucha interna, Calum Lynch acaba entendiendo y aceptando el juramento de los Assassin: “nada es verdad, todo está permitido”. Y es que esta hermandad secreta “trabaja en la sombra para servir a la luz. Son Asesinos”.

1 comentarios
¿Quieres ver toda la actividad de la comunidad?Visita nuestra Red Social
Mensajes recientes
Pichonsoto
Staff
Pichonsoto 22/12/16 17:28:19
10
Oye pues la pintas muy bien! Yo desde luego le daré una oportunidad. Si se la di a Dragon Ball Evolution...
1 0
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.